El ojo seco como camino para saber más sobre la fibromialgia.

El 67% de los pacientes de esta enfermedad crónica sufren algún tipo de patología ocular y su estudio puede ayudar a desvelar algunas pistas para mejorar el diagnóstico y el tratamiento

El 67% de los pacientes con fibromialgia (FM) presenta síntomas de ojo seco. La fibromialgia es una patología caracterizada por dolor y cansancio, llegando a afectar a varias esferas de la salud de los pacientes, entre los que se encuentra la visión.

Precisamente, así lo explica la doctora María José González, del Servicio de Reumatología del Hospital Universitari Dexeus (Barcelona), quien comenta que en una amplia mayoría de casos, la fibromialgia puede estar asociada a patología ocular y presentar alteraciones visuales, ojo seco, y cambios en la sensibilidad corneal.

La especialista de Quirónsalud detalla que la fibromialgia, un síndrome caracterizado por la presencia de dolor crónico generalizado, y de origen desconocido, merma la calidad de vida de quien lo padece. “Puede presentarse junto a otros síntomas como la fatiga, problemas del sueño, anomalías digestivas y genitourinarias, así como alteraciones del ánimo, entre otros síntomas, sin que se den hallazgos de laboratorio, ni pruebas diagnósticas concluyentes para su diagnóstico definitivo”, añade..

Causa de baja laborales

En concreto, la Sociedad Española de Reumatología recuerda en este sentido que la fibromialgia es considerada como la causa más frecuente de dolor musculoesquelético crónico difuso, y es uno de los motivos que más bajas laborales produce. De hecho, precisa que un 20% de los pacientes que acuden a la consulta del reumatólogo sufren esta patología.

Es necesaria la investigación para establecer nuevas herramientas más precisas para el diagnóstico de esta enfermedad. Hay evidencias que sugieren la participación del sistema nervioso periférico (SNP) como posible base fisiopatológica en aquellos casos que presentan dolor de características neuropáticas. El estudio con microscopia confocal de la córnea nos permite una valoración cualitativa y cuantitativa de las fibras finas del SNP.

De ahí que investigadores de los Servicios de Oftalmología y Reumatología y de la Unidad de Ensayos Clínicos del Hospital Universitari Dexeus (perteneciente al grupo Quirónsalud) han puesto en marcha un estudio clínico con pacientes de fibromialgia que presentan ojo seco, para tratar de establecer la relación entre los síntomas de ojo seco, la alteración de las fibras nerviosas de la córnea, y la activación de genes asociados a esta patología, factores todos ellos que parecen estar interrelacionados.

El objetivo es establecer la relación entre FM y ojo seco con la presencia de alteraciones de las fibras nerviosas de la córnea, y en los casos de que exista, establecer una relación entre gravedad y afectación de la FM, y comprobar si la antigüedad o evolución de la FM tiene relación con la presencia de ojo seco y su gravedad.

Las causas del ojo seco pueden ser múltiples

Resultados preliminares

Según los primeros resultados del estudio, presentados en el XLVII Congreso Nacional de Reumatología, el 80% de pacientes con fibromialgia y ojo seco presentan alteraciones de las fibras nerviosas finas de la córnea. “Presentan disminución de la densidad y alteraciones en la morfología”, apunta aquí la reumatóloga del Hospital Universitari Dexeus.

Sin embargo, lamenta que, de momento, no se ha podido establecer una correlación entre la afectación de las fibras, y la gravedad o la duración de la fibromialgia: “Deberemos esperar a acabar el estudio, analizando también la presencia de los genes COMT y MTHFR en estos pacientes, y observar si influye en el curso clínico de la enfermedad”.

El doctor Carlos Verges, jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Universitari Dexeus, por su parte, recuerda que el síndrome de ojo seco es una enfermedad bastante habitual en nuestra sociedad, y va desde el ojo seco asociado a enfermedades como trastornos reumáticos y diabetes, hasta lo que conocemos como el “síndrome de las pantallas de ordenador”, donde se reduce la frecuencia de parpadeo, se rompe la película lagrimal y la superficie ocular queda expuesta directamente al aire, desecándose y dando lugar así a irritación, sensación de sequedad o de cuerpo extraño, que dificulta realizar nuestra vida diaria.

Destaca, tal y como hemos mencionado antes, que el 67% de los pacientes de fibromialgia presenta síntomas de ojo seco. Dice que en la mayor parte de los casos no se trata de un cuadro de ojo seco tradicional, por falta de lágrima o mala calidad de esta, se trata de lo que conocemos como “ojo seco neuropático”, caracterizado por presentar una hipersensibilidad de las fibras nerviosas de la córnea, responsables de generar inflamación y las molestias sintomáticas y el dolor que refieren los pacientes. “Este tipo de ojo seco es el que se asocia con más frecuencia a los pacientes con fibromialgia e identificarlo nos ayuda al diagnóstico de la enfermedad, así como al tratamiento oftalmológico, diferente a los otros tipos de ojo seco”, afirma en esta línea el doctor Vergés.

De hecho, para confirmar la alteración de las fibras nerviosas finas alteradas en la fibromialgia, los especialistas realizan un estudio de microscopia confocal en córnea, de forma atraumática e indolora, según precisa este oftalmólogo. “Si observamos que están alteradas, se admite que esta alteración es la misma que aparece en todo el organismo, y que sería la responsable de la hipersensibilidad al dolor que padecen estos pacientes, incluido los ojos (dolor neuropático)”, añade el doctor Vergés.

El cansancio es un síntoma característico de las personas con fibromialgia

El cansancio es un síntoma característico de las personas con fibromialgia

La utilidad de la microscopia confocal

En el estudio, que está previsto que acabe en noviembre de este año, participarán 60 pacientes, y a los que se realizará un análisis de las fibras nerviosas finas de la córnea con microscopia confocal: “Se trata de una prueba no invasiva en el ojo, en la córnea y evita tener que recurrir a biopsias invasivas. Conjuntamente, se realiza el análisis de biomarcadores genéticos, tanto en lágrima (sobreexpresión de genes relacionados con la inflamación), como en sangre, determinando la mutación C677T del gen MTHFR, y la presencia del polimorfismo V158M COMT”. Con todos estos datos, clínicos, microscopia confocal y genéticos, realizaremos un análisis con algoritmos basados en inteligencia artificial, para buscar un patrón que permita ayudar a identificar a estos pacientes con fibromialgia y mejorar el enfoque terapéutico.

El estudio se realiza con la colaboración de los servicios de Oftalmología, de Reumatología, y con el laboratorio de Biología Molecular del Instituto Oncológico Rosell, en el Hospital Universitari Dexeus de Barcelona..

Leave a Reply

Your email address will not be published.